martes, 20 de abril de 2010

EL APARATO RESPIRATORIO


El sistema respiratorio cumple dos funciones importantes:

• La incorporación del oxígeno al organismo. Cuando el oxígeno llega la las células, éstas las utilizan para obtener la energía que contienen los alimentos.
• La eliminación de dióxido de carbono. Éste es un gas tóxico producido como resultado de las reacciones químicas que tienen lugar en el metabolismo de todas las células.

Partes y órganos que constituyen el aparato respiratorio:

• Las vías respiratorias son una serie de órganos en forma de tubo por las cuales circula el aire. Se distinguen: las fosas nasales, la faringe, la laringe, la tráquea, los bronquios y los bronquiolos.
• Los pulmones son dos órganos esponjosos en forma de saco situados al extremo inferior de cada uno de los bronquios. Están formados por bronquiolos y multitud de alvéolos pulmonares.
Los pulmones están protegidos por la caja torácica, formadas por las costillas y el esternón.
Los pulmones se dilatan y se contraen gracias a sus propiedades elásticas y a los movimientos de los músculos situados entre las costillas y el diafragma.

El sistema respiratorio también interviene en la formación de la voz y la articulación de las palabras, gracias a las cuerdas vocales.

Los diferentes procesos que intervienen en la respiración son:

• El aire entra en las fosas nasales donde se filtra, se humedece y se calienta. Las partículas de aire se retienen en los pelos y en las secreciones mucosas de las fosas nasales.
El aire pasa por la faringe y la laringe y continua por la tráquea hasta los bronquios, donde el aire pasa por unos conductos muy ramificados y de diámetro cada vez más pequeño que son los bronquiolos.
• Al final de los bronquiolos encontramos los alvéolos pulmonares, unas pequeñas estructuras en forma de saco, con una pared muy fina y recubierta de vasos sanguíneos. En los alvéolos se produce el intercambio gaseoso, la entrada de oxígeno que pasa a los vasos sanguíneos y el dióxido de carbono que contiene estos vasos sanguíneos atraviesa la pared de los alvéolos para que se expulse al exterior.

Durante el proceso de la respiración tiene lugar en nuestro organismo una entrada y una salida de aire que se realizan gracias a dos tipos de movimiento: la inspiración y la expiración. La sucesión de estos movimientos constituye el ritmo respiratorio.

A continuación, a través de este video podeís ver como funciona el sistema respiratorio:




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada